RETOS DE LA DIMENSIÓN EMPRESARIAL – Las Cooperativas de Servicios como instrumentos de organización empresarial y otros modelos asociativos

8,0016,00

Limpiar
ISBN 978-84-949722-1-8 Categoría:

Descripción

Autor: Sebastián Reyna Fernández

Para cada empresa llegar a tener una dimensión adecuada es uno de los retos más difíciles de superar. Cada emprendedor, en el desarrollo de su proyecto, está abocado a este objetivo. No cabe duda de que una dimensión adecuada es un factor clave para la competitividad de la empresa, pero el término correcto para describir este fenómeno es precisamente el de “dimensión adecuada”, no necesariamente grande, confundir tamaño y volumen, puede ser un error.

Esta valoración también debe hacerla el trabajador autónomo que ejerce su actividad como persona física, es un mito identificar la dimensión sólo con las sociedades, la titularidad personal de la empresa no está reñida con un dimensionamiento de esta en términos financieros, tecnológicos o incluso con relación al personal. El proyecto o el negocio del trabajador autónomo también debe tener un tamaño dimensionable, por lo que respecta a su facturación oen la cuantificación de los medios a su disposición.

Por lo tanto, este es un debate abierto en todo el sector empresarial, pero resulta en especial de mayor urgencia precisamente para el sector que mantiene una menor dimensión, es decir los autónomos, las empresas unipersonales y las microsociedades, colectivo que en determinados ámbitos se ha dado en conocer, sin mucho éxito, por cierto, como el de “nanoempresas”.
No cabe duda que encontrar ese tamaño adecuado es un factor que puede determinar el grado de éxito de una organización y ese tamaño debe ser equilibrado entre los recursos internos y los factores externos. La ventaja competitiva vendrá determinada por las economías de escala a las que podamos llegar. Teóricamente a mayor producción menor coste medio de la producción y por lo tanto podemos obtener el máximo beneficio económico.

Pero ¿es necesario que para encontrar este punto óptimo tengan que crecer todas y cada una de las empresas que participan en el mercado? A través de las siguientes páginas vamos a intentar demostrar que los propósitos del tamaño idóneo se pueden conseguir también a través de la estructura asociativa. Distintas empresas trabajando juntas en su mercado natural pueden tener las mismas sinergias que si crecen en tamaño cada una de ellas.

En todo caso, sea individualmente o en conjunto, el sector empresarial español tiene el reto de aumentar su dimensión estructural. Los datos son concluyentes y parece que esta es una deducción a la que llegan todos los agentes, tanto privados, como representativos o institucionales.

Encontrar el marco de competitividad idóneo para cada autónomo o empresa implica un factor de adecuación al entorno según las circunstancias específicas, pero requiere un análisis que permita determinar cuál es el tamaño óptimo y cuál el modelo correcto para llegar a ese estado, si el simple crecimiento orgánico o la respuesta a través de modelos colaborativos y cooperativos entre empresas.

La estructuración adecuada del tejido empresarial es sin duda uno de los factores básicos de la competitividad acumulada también como país, por lo tanto, este no es un debate únicamente de cada empresa individual, sino que tiene que formar parte del debate general del Estado y de sus Instituciones.

Información adicional

Peso N/D
Formato

,