Entrevista al autor de “Regreso a Cartago”, Tavo de Armas

 

¿Cuándo decidiste ser escritor?
En plena adolescencia, cuando descubrí que escribir era una necesidad personal. Luego llega la imaginación, que te empuja a dar forma y voz a esas historias que, alguien cree, deben ser contadas. Y de ahí a querer compartirlas con los lectores hay sólo un paso. Desde entonces, doy continuidad -con palabras sobre el papel- a lo que observo; y creo que no lo hago nada mal.

¿Qué tipo de libros son los que más te gusta escribir?
No tengo predilección por un tipo concreto. Según sea el momento vital que atraviese, y lo que desee contar, elijo un formato u otro. “Regreso a Cartago”, por ejemplo, es un relato
que, por momentos, puede llegar a ser cómico; contiene humor negro, y capítulos que hacen que se te esboce una sonrisa. Pero es una historia terrible. Un retrato creo, bastante duro y realista. Y era eso, precisamente, lo que me apetecía escribir.

¿Cuál ha sido tu último libro?
“Regreso a Cartago”.

¿Cómo se te ocurrió la idea de escribir tu último libro? ¿Qué te inspiró?
Literalmente, se la robé a un amigo. Un buen amigo, llamado Andrew Craig, Premio Nobel de Literatura que, después de haber engendrado seis novelas superlativas, lleva años sin publicar para el gran público; al que, para ocultar que ya no tiene imaginación, le ha dicho que está inmerso en la escritura de una ambiciosa obra, “Regreso a Cartago”. Andrew no escribió ni una maldita línea, pero me narró la historia, con todo lujo de detalles. A sus espaldas la he escrito y firmado. Sé que a él le gustará ver el libro en los escaparates de las librerías. Con mi nombre. En los escaparates.

¿A qué personaje de tus obras tienes más cariño? ¿Por qué?
Ninguno en particular y todos en general. Con algunos me siento más identificado que con otros; pero cada uno de ellos exigió tanto esfuerzo y me dio tantas satisfacciones, que no
hay predilecto. 

Algunos creen que la vida de los escritores se refleja en sus obras. ¿Qué parte de ti se ha quedado en tus libros?
Imagino que, de una u otra forma, en mis libros estoy yo al completo. Si hablamos de un artículo o ensayo, comparto mis propios análisis e interpretaciones. Si se trata de narrativa
o texto teatral, por ley natural, los personajes tienen mi ADN. Y los reconozco legalmente como mis hijos, y les doy apellidos.

¿Qué opinas de los soportes digitales para la lectura?
No tengo una opinión en contra. Nunca he usado esos soportes, porque para mí, el libro es un ingrediente más del cóctel de la lectura.

¿Te relacionas con tus lectores a través de las redes
sociales?
Sí. Son un buen medio para manifestar la relación lectores-escritor. En Gran Canaria, donde vivo, también comparto encuentros con lectores.

¿Cuál ha sido el último libro que has leído?
“La Famosa Invasión de Sicilia por los osos”, de Dino Buzzati. Me divirtió mucho.

¿Quién es tu escritor favorito?
Me gustan muchos, sin predilección por uno en concreto.

Si pudieras escoger sólo un libro ¿Cuál escogerías?
Dice un refrán sueco: ¿Por qué conformarse sólo con un plato cuando tienes toda la carta?

¿Qué nos puedes contar sobre tu próximo libro?
Que espero que guste tanto que me permita ganarme la vida, como hasta ahora he hecho gracias a las novelas policíacas. Sí, he podido ir bien vestido, he comido bien y bebido mejor, gracias a las novelas policíacas, a los relatos de misterio. Todo con un seudónimo. Ah, y no me pregunten cuál es, porque no se lo diré.

¿Qué puedes decir de la editorial que te ha publicado?
Que tiene mucho que decir. Y eso me gusta.

Punto final. ¿Quieres añadir algo a modo de despedida?
Espero que disfruten de la lectura de “Regreso a Cartago”, tanto como yo lo hice al escribirla.

Pide el libro en tu librería o clicando en esta foto

Deja un comentario